Vitamina D y su impacto en los desenlaces materno-fetales en el embarazo

Presentación:

En los últimos años, se ha estudiado cada vez más el rol de la vitamina D y las implicaciones de su deficiencia en los desenlaces materno-fetales.

Varios estudios han asociado los bajos niveles de vitamina D con desenlaces adversos en el embarazo, incluyendo preeclampsia, diabetes gestacional, parto pretérmino y bajo peso al nacer, entre otros.

En este resumen de la revisión publicada por el Departamento de Ciencias Clínicas de la Universidad de Medicina de Omaha en USA e indexada en pubmed, se expone la influencia de la deficiencia de vitamina D en el embarazo y el impacto de su suplementación.

Introducción:

La vitamina D es un secoesteroide que también es considerado como una importante pro-hormona. Debido a que existen receptores de vitamina D (RVD) en varias células y tejidos, se ha encontrado que la vitamina D tiene varios efectos fisiológicos en el cuerpo. Durante el embarazo, la vitamina D tiene un rol vital en la embriogénesis, sobretodo en el desarrollo fetal esquelético y homeostasis del calcio.

Fisiología de la vitamina D y la deficiencia de la vitamina D:

Ambas formas de vitamina D se activan por medio de la hidroxilación mediada por enzimas:

  • Primera reacción de hidroxilación: Ocurre en el hígado, está mediada por la 25α- hidroxilasa, se produce 25-hidroxi-vitamina D (25OH-vitD) o calcidiol. Esta es la forma más abundante.
  • Segunda reacción de hidroxilación: Ocurre en el riñón, está mediada por la 1α-hidroxilasa, se produce 1,25-dihidroxicolecalciferol (1,25-DHCC) o calcitriol. Esta es la forma activa.
  • Estas reacciones de hidroxilación y la disponibilidad de la vitamina D activa están reguladas por el calcio y fósforo sérico y la hormona paratiroidea (PTH). 

Vitamina D en el embarazo:

  • Durante el embarazo, la movilización materna de calcio aumenta para lograr suplir las demandas y lograr una adecuada mineralización ósea fetal:
    • Como consecuencia, hay un aumento de: Los niveles séricos maternos de calcitriol, de la proteína de unión a la vitamina D, de los receptores de vitamina D en la placenta, así como mayor actividad renal y placentaria de CYP27B1 à Todo esto para lograr mantener los niveles de 25-OH-vitD y calcio.
  • La 25-OH-vitD atraviesa la placenta y es la forma principal de vitamina D para el feto.
  • El calcitriol aumenta en el embarazo, siendo casi el doble al final del segundo trimestre, retornando a niveles normales luego del parto.
  • Los niveles de calcio maternos bajan durante el embarazo, lo cual puede ser atribuido a una reducción de los niveles séricos de albúmina, pero los niveles de calcio ionizado permanecen sin cambios.
    • De hecho, los niveles séricos de calcio en el feto son mayores que los maternos. Por lo tanto, se requieren transportadores trasplacentarios específicos para transferir el calcio contra gradiente.
  • La contribución más importante de la vitamina D durante el embarazo es aumentar la absorción de calcio y el transporte de calcio placentario.
  • El calcitriol promueve la decidualización endometrial, la síntesis de estradiol y progesterona, y regula la expresión de la gonadotropina coriónica humana (hCG) y el lactógeno placentario humano (hPL) en la placenta.

Evidencia de la deficiencia de vitamina D en el embarazo

Efectos adversos asociados a la deficiencia de vitamina D Efectos de la vitamina D Evidencia
Preeclampsia   – La vitamina D ayuda a mantener la homeostasis inmune y previene la vasoconstricción placentaria.   – La vitamina D también regula la proliferación de células musculares vasculares y endoteliales y por lo tanto regula la tensión arterial por medio del eje renina-angiotensina-aldosterona.   – La vitamina D regula la angiogénesis. Luego de debatir varios estudios, se concluye que la suplementación con vitamina D reduce el riesgo de preclampsia.
Diabetes gestacional   La vitamina D tiene un rol importante en la homeostasis de la glucosa:                 – Regula los niveles de calcio, lo que regula la producción y secreción de insulina.   – Mejora la sensibilidad a la insulina de las células blanco como tejido adiposo, hígado, músculo esquelético.   – Por medio de la regulación de las células inmunes, protege a las células β del daño de los ataques inmunes y así aumenta su función. A pesar de que los estudios muestren resultados variables, la evidencia general apunta a que la suplementación con vitamina D no tiene ningún rol en la prevención de diabetes gestacional.
Cesárea   – La vitamina D regula las proteínas contráctiles de las células del miometrio uterino.   – La deficiencia de vitamina D puede disminuir la fuerza de contracción muscular, causando parto prolongado u obstruido, indicando la necesidad de cesárea.   – La deficiencia de vitamina D también está asociada con malformaciones de la pelvis, otra indicación de cesárea. Todavía faltan estudios para determinar el impacto de la suplementación de vitamina D y las tasas de cesárea.
Parto pretérmino   Una de las principales causas de parto pretérmino son las infecciones. Debido al efecto anti-inflamatorio de la vitamina D, se cree que esta tiene un rol en la reducción de la incidencia de infecciones y por lo tanto de parto pretérmino. El análisis de los artículos no muestra una asociación significativa entre vitamina D y parto pretérmino.  
Pérdida recurrente del embarazo     La vitamina D inhibe la respuesta inmune mediada por las células Th1, así como su producción de citoquinas. Por lo que tiene un efecto en la inmunoregulación durante la implantación. Faltan más estudios para determinar una asociación entre vitamina D y pérdida recurrente del embarazo.
Depresión postparto   – La vitamina D tiene un rol en la neurotransmisión, neuro-inmunomodulación, y neuroprotección.   – La vitamina D está involucrada en la síntesis de norepinefrina y dopamina.   – La vitamina D mantiene el antioxidante glutatión en el cerebro, protegiéndolo del daño oxidativo. Aunque los resultados de varios estudios son conflictivos, la depresión postparto puede estar asociada a deficiencia de vitamina D, sin embargo, hasta ahora los resultados son inconsistentes y faltan más estudios.
Bajo peso al nacer y pequeño para la edad gestacional La vitamina D tiene un rol en el crecimiento fetal al regular la homeostasis del calcio y los niveles de PTH. Faltan estudios para determinar el rol de la suplementación de vitamina D y la mejoría de los desenlaces fetales.
Infecciones respiratorias, alergia y asma – La vitamina D tiene un efecto inmunomodulador: Controla la actividad de los macrófagos y células dendríticas, induce la expresión de péptidos antimicrobianos, ayuda a modificar la expresión de citoquinas de los linfocitos Th1 y Th2.   – La deficiencia de vitamina D puede tener un impacto en el desarrollo de asma y de otras alergias. – La deficiencia materna de vitamina D puede aumentar el riesgo de infecciones respiratorias en los niños.   – Algunos estudios muestran que la suplementación de vitamina D no disminuye la incidencia de eczema, pero mejora el riesgo de alergias alimenticias hasta los 2 años de edad.   – Faltan estudios para conocer bien los efectos de la suplementación.
Antropometría – La vitamina D tiene un rol importante en la remodelación ósea, homeostasis de calcio y funcionamiento muscular.   – Su deficiencia en el embarazo está asociada con alteraciones en el desarrollo óseo, del crecimiento fetal y efectos no favorables en el sistema músculo-esquelético. – Existen estudios que demuestran la asociación positiva entre la suplementación de vitamina D en el embarazo y el peso y altura del bebé. – La conclusión es que la suplementación con vitamina D en el embarazo tiene un impacto positivo en el crecimiento fetal.
Autismo – La vitamina D influye en el desarrollo cerebral temprano: rol en la diferenciación neuronal, neurotransmisión y funciones sinápticas. Así como en la homeostasis del sistema inmune, en donde el autismo es considerado un trastorno autoinmune.   – La vitamina D tiene un efecto en el control del estrés oxidativo, promoviendo buenos niveles de glutatión en el cerebro. Los estudios muestran que la suplementación con vitamina D en el embarazo reduce la incidencia de autismo en el bebé. Faltan más estudios.

Referencia:

Agarwal, S., Kovilam, O., & Agrawal, D. K. (2018). Vitamin D and its impact on maternal-fetal outcomes in pregnancy: A critical review. Critical reviews in food science and nutrition, 58(5), 755-769.