Versión cefálica externa y reducción de la incidencia de la presentación podálica a término

El siguiente es un resumen de la guía de práctica clínica publicada por el Royal College of Obstetricians and Gynaecologists, en marzo 2017, sobre la versión cefálica externa y la reducción de la incidencia de la presentación podálica a término.

Puntos destacados

La presentación podálica complica cerca del 3-4% de los partos a término y es más común en mujeres nulíparas y en partos pretérmino.

La versión cefálica externa es la manipulación del feto, a través del abdomen materno, para lograr una presentación cefálica.

Versión cefálica externa (VCE)

  • La VCE tiene una tasa de éxito cercana al 50%.
    • Las mujeres multíparas tienen mayor tasa de éxito que las nulíparas (60% vs. 40%, respectivamente).
  • Luego de un intento fallido de VCE a partir de la semana 36 de gestación, solo un pequeño porcentaje (3-7%) de bebés en presentación podálica van a cambiar espontáneamente a la presentación cefálica.
  • Pocos bebés revierten a la presentación podálica luego de una VCE exitosa (menos del 3%).
  • La VCE exitosa reduce la necesidad de cesárea.
    • El riesgo de cesárea puede ser mayor entre menor sea el tiempo entre la VCE y el parto.
  • Luego de una VCE, el parto está asociado con un leve aumento en la tasa de cesárea y parto instrumentado en comparación con la presentación cefálica espontánea.
  • Las tasas de éxito de la VCE mejoran con el uso de tocolisis con betamiméticos.
    • Los betamiméticos pueden ser administrados de manera rutinaria, reservado principalmente para los casos de útero tenso o cuando ha habido un intento previo sin tocolisis y que no fue exitoso.
    • Opciones: 250µg de salbutamol en 25 ml de solución salina normal (10µg/ml) administrados lentamente vía IV. O 250µg de terbutalina subcutánea.
    • Los betamiméticos no deben ser usados en mujeres con enfermedad cardiaca o hipertensión. No son efectivos en pacientes tomando beta-bloqueadores.
    • Efectos secundarios de los betamiméticos: palpitaciones maternas, taquicardia, enrojecimiento, temblor y nausea.
  • El uso rutinario de analgesia regional o bloqueo neuroaxial no está recomendado, pero puede ser considerado para un intento repetido o para las mujeres que no toleran la VCE sin analgesia.
    • Las pacientes deben ser informadas que la VCE puede ser un procedimiento doloroso.
  • No existe un consenso general sobre los criterios de elegibilidad o las contraindicaciones para VCE.
    • No hay un claro beneficio cuando la VCE se realiza antes de las 36 semanas.

Con las precauciones apropiadas, la VCE tiene una baja tasa de complicaciones

  • Para asegurar la seguridad fetal:
    • La VCE debe realizarse en lugares donde se encuentre disponible la adecuada monitorización materna y fetal, y la posibilidad de parto quirúrgico.
    • Se recomienda la monitorización fetal antes y después de la VCE para confirmar la frecuencia cardiaca fetal normal.
      • Es normal la bradicardia fetal transitoria (menos de 3 minutos) luego de la VCE, pero debe realizarse una monitorización continua en posición lateral izquierda. Si persiste y no mejora luego de 6 minutos, se debe realizar cesárea lo más pronto posible.
      • La cesárea también está recomendada en caso de sangrado vaginal o dolor abdominal no explicado luego de la VCE.
    • Las mujeres D negativo y que van a VCE, deben ser estudiadas para hemorragia materno- fetal y se les debe ofrecer la inmunoglobulina anti-D, a no ser que el bebé sea D negativo también.
      • Se recomiendan mínimo 500 IU en las primeras 72h.
    • La VCE debe ser realizada solo por personal entrenado o por un personal en entrenamiento bajo supervisión directa de un experto.
    • No se deben realizar más de 4 intentos, para un máximo de 10 minutos.

Referencia: No, G. T. G. (2017). External Cephalic Version and Reducing the Incidence of Term Breech Presentation.