Tratamiento quirúrgico del prolapso de cúpula vaginal

El prolapso de órganos pélvicos es un problema común en las mujeres, el cual se incrementa con la edad y afecta de forma adversa la calidad de vida y función sexual. Si los tratamientos conservadores no tienen éxito, la cirugía se convierte en la principal opción para abatir los síntomas. Para el prolapso uterovaginal se puede ofrecer tratamiento con o sin histerectomía y las operaciones deben incluir un procedimiento específico de soporte apical para ser efectivas. Las cirugías de prolapso apical incluyen la opción transvaginal, abierta, y laparoscópica o robótica. Pocos estudios clínicos han comparado la efectividad y riesgo de las diferentes cirugías.

 

Las metas de la cirugía pélvica reconstructiva son restaurar la anatomía, mantener o restaurar la función normal del intestino y vejiga, y conservar la capacidad vaginal para las relaciones sexuales si se desean. Este artículo versa sobre la corrección quirúrgica del prolapso de cúpula vaginal posthisterectomía y del prolapso uterovaginal. Ha sido realizado por la Sección de Uroginecología y Cirugía Pélvica Reconstructiva del Instituto de Obstetricia, Ginecología y Salud de la Mujer, de la Clínica Cleveland en Cleveland, Ohio; y ha sido publicado por el Journal Obstetrics & Gynecology en febrero del 2013.