Morcelación de Tejido durante la Cirugía Ginecológica

Actualización Técnica de la Morcelación de Tejido durante la Cirugía Ginecológica: Sus usos, complicaciones, y riesgos insospechados de malignidad, publicada por The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canadá (SOGC), en Enero de 2015.

La morcelación puede ser utilizada en la cirugía ginecológica para permitir la remoción de grandes especímenes uterinos, proporcionando a la mujer una opción quirúrgica mínimamente invasiva. Los desenlaces oncológicos adversos de la morcelación del tejido deben ser mitigados por medio de una adecuada selección de los pacientes, investigaciones preoperatorios, y nuevas técnicas para minimizar la dispersión de los tejidos. El siguiente documento revisa la literatura actual para el uso de la morcelación en la cirugía ginecológica mínimamente invasiva.

 

Recomendaciones Destacadas:
  • Los sarcomas uterinos pueden ser difíciles de diagnosticar preoperatoriamente. El riesgo de presentar un sarcoma uterino inesperado luego de la cirugía para un presunto leiomioma uterino benigno es de aproximadamente 1 en 350, y la tasa de leiomiosarcoma es de 1 en 550. (II-2) Este riesgo aumenta con la edad. (II-2).
  • Un sarcoma uterino inesperado tratado con cirugía primaria que implique la disrupción del tumor, incluyendo morcelación del tumor, tiene el potencial de expansión intra-abdominal y un peor pronóstico. (II-2).
  • La cirugía que conservadora del útero continúa siendo una opción segura para las pacientes con leiomiomas sintomáticos con deseo de fertilidad futura. (II-1).
  • Las técnicas de morcelación del útero varían, los médicos deben considerar utilizar técnicas que minimicen la disrupción del espécimen y la diseminación intra-abdominal. (III-C).
  • Cada paciente que se presente con leiomioma uterino debe ser evaluada por la posible presencia de malignidad, teniendo en cuenta sus factores de riesgo e imágenes preoperatorias, aunque el valor de éstos sea limitado. (III-C).
  • Se recomienda la biopsia endometrial preoperatoria y la evaluación cervical para evitar la morcelación de una posible condición maligna. (II-2A).
  • La morcelación es una opción aceptable para la recuperación de especímenes uterinos benignos y puede facilitar la cirugía mínimamente invasiva, la cual se asocia con menores riesgos perioperatorios. Cada paciente debe ser informada sobre los posibles riesgos del uso de la morcelación, incluyendo los riesgos asociados con la malignidad subyacente. (III-C).