Manejo de las enfermedades vulvares

Guía de práctica clínica sobre recomendaciones de manejo para las Enfermedades Vulvares, publicada por la Asociación Británica para la Salud Sexual y el VIH (BASHH) y el Instituto Nacional para la Salud y Atención del Reino Unido (NICE), en febrero de 2014.

 

Los trastornos vulvares representan un grupo heterogéneo de condiciones con diferentes causas, que afectan un sitio anatómico particular y pueden presentarse en mujeres de cualquier edad. Las principales enfermedades vulvares no infecciosas son las dermatosis, los síndromes de dolor vulvar y las lesiones pre-malignas.

 

Esta guía clínica presenta recomendaciones sobre las pruebas de diagnóstico y las pautas de tratamiento necesarias para el manejo efectivo de las siguientes afecciones vulvares: Liquen escleroso vulvar, liquen plano vulvar, eczema vulvar, liquen simple vulvar, psoriasis vulvar, neoplasia intraepitelial vulvar y los síndromes de dolor vulvar.

 

Se presentan las siguientes consideraciones generales para todas las enfermedades vulvares:

 

  • Evitar el contacto con jabón, champú y baño de burbujas.
  • Evitar las prendas ajustadas que puedan irritar la zona.
  • Evitar el uso de condones lubricados con espermicida.
  • Los pacientes deberán recibir una explicación detallada de su estado, con énfasis en las implicaciones a largo plazo sobre su salud y la de su pareja.
  • La detección de ITS debe ser considerada en todos los pacientes.
  • Todos los pacientes deben ser evaluados sobre su función sexual.