Herpes genital en el embarazo

Guía de práctica clínica sobre el Manejo del Herpes Genital durante el Embarazo, publicada por el Colegio de Ginecólogos y Obstetras (ROCG) y la Asociación Británica para la Salud Sexual y el VIH (BASHH), en Octubre de 2014.

El objetivo principal de esta guía clínica es proporcionar recomendaciones para el manejo de pacientes con infección genital por virus del herpes simple en atención prenatal, el parto y el período posnatal. Para estas recomendaciones se incluyen mujeres embarazadas con sospecha o diagnóstico confirmado de infección genital por herpes simple.

 

Recomendaciones Destacadas:

 

  • No hay evidencia de un mayor riesgo de aborto espontáneo en pacientes embarazadas con herpes genital primario, en el primer trimestre.
  • Pacientes con sospecha de herpes genital deben ser remitidas a medicina genitourinaria, para confirmar o descartar el diagnóstico mediante prueba de reacción en cadena de polimerasa viral (PCR).
  • El tratamiento de pacientes en el primer o segundo trimestre de embarazo con herpes genital no debe retrasarse. Por lo general, debe usarse aciclovir oral (o endovenoso si la infección es diseminada) en dosis estándar (400 mgs 3 veces al día, usualmente por 5 días).
  • El uso de aciclovir se asocia con una disminución en la duración y gravedad de los síntomas y una reducción de la replicación viral. Aciclovir no está aprobado para uso durante el embarazo, pero se considera seguro y no se ha asociado con una mayor incidencia de alteraciones en el nacimiento. Se ha reportado neutropenia neonatal transitoria, pero no se han descrito efectos adversos maternos o neonatales clínicamente significativos. Aciclovir es bien tolerado en el embarazo.
  • No hay evidencia de un mayor riesgo de alteraciones en el parto con el uso de aciclovir, famciclovir o valaciclovir, si se utiliza en el primer trimestre del embarazo.
  • El tratamiento de pacientes en el tercer trimestre de embarazo con herpes genital no debe retrasarse. Por lo general, se siguen las mismas indicaciones de tratamiento para el primer y segundo trimestre de embarazo, y el manejo suele continuarse hasta el día del parto.
  • La cesárea es la vía de parto recomendada para todas las mujeres con herpes genital primario en el tercer trimestre de embarazo, ya que el riesgo de transmisión neonatal es muy alto, en el 41% de los casos.