Hemorragia posparto y placenta retenida

Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio fijados por las Naciones Unidas en el año 2000 es reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes para el año 2015. Si se quiere lograr, las muertes maternas relacionadas con la hemorragia postparto (HPP) deben reducirse de manera significativa.

 

En apoyo de esto, los trabajadores de la salud en los países en desarrollo necesitan tener acceso a los medicamentos apropiados y ser entrenados en los procedimientos pertinentes.Pero más allá de esto, los países necesitan directrices basadas en la evidencia sobre la seguridad, la calidad y utilidad de las distintas intervenciones. Esto proporcionará la base para la política estratégica y el desarrollo de los programas necesarios para garantizar la aplicación real y sostenible de las intervenciones.

 

Esta guía clínica de práctica clínica fue desarrollada por la OMS, para dar directrices sobre el manejo de la Hemorragia Posparto y la Placenta Retenida.