Guía sobre el Manejo de los Desgarros Perineales de Tercer y Cuarto grado

Guía de práctica clínica sobre el “Manejo de los Desgarros Perineales de Tercer y Cuarto Grado”, publicada por The Royal College of Obstetricians and Gynaecologists of Canadá (RCOG), en Junio de 2015.

El propósito de esta guía es proveer recomendaciones basadas en la evidencia sobre el diagnóstico, manejo y tratamiento de los desgarros perineales de tercer y cuarto grado (lesiones obstétricas del esfínter anal, referido como OASIS).

 

Recomendaciones Destacadas:
  • Se recomienda que la clasificación presentada en esta guía sea utilizada para describir cualquier lesión obstétrica del esfínter anal. (Recomendación D).
  • Si hay alguna duda sobre el grado de clasificación de un desgarro de tercer grado, es recomendable clasificar hacia un mayor grado que a uno menor.  (Punto de buena práctica).
  • Los médicos deben conocer los factores de riesgo para lesiones obstétricas del esfínter anal (OASIS). (Punto de buena práctica).
  • Los médicos deben conocer, sin embargo, que los factores de riesgo no permiten una predicción precisa sobre OASIS. (Recomendación D).
  • La episiotomía medio-lateral debe ser considerada en partos instrumentados. (Recomendación D).
  • En casos indicados de episiotomía, la técnica medio-lateral se recomienda, poniendo gran atención para asegurar que el ángulo se encuentra 60 grados lejos de la línea media cuando el periné está distendido. (Recomendación D).
  • La compresión durante la segunda etapa del parto reduce el riesgo de OASIS. (Recomendación A).
  • Para la reparación de un desagarro de todo el grosor del esfínter anal externo se puede utilizar una superposición o un método de aproximación con resultados equivalentes. (Recomendación A).
  • Cuando se realice la reparación muscular del esfínter anal externo o interno, se pueden utilizar suturas de monofilamento como 3-0 PDS o suturas modernas como poliglactina 2-0 con resultados equivalentes. (Recomendación B).
  • Cuando se realicen reparos obstétricos del esfínter anal se recomienda enterrar los nudos quirúrgicos por debajo de los músculos perineales superficiales para minimizar el riesgo de migración de la sutura o del nudo a la piel. (Recomendación B).
  • Los reparos obstétricos del esfínter anal deben ser realizados por personal apropiadamente entrenado. (Recomendación D).
  • El uso de antibióticos de amplio espectro se recomienda luego del reparo de OASIS para reducir el riesgo de infecciones postoperatorias y dehiscencia de la herida. (Recomendación B).
  • El uso de laxantes postoperatorios se recomienda para reducir el riesgo de dehiscencia de la herida. (Recomendación C).
  • Se les debe informar a las mujeres que del 60 al 80% de las mujeres son asintomáticas a los 12 meses después del trabajo de parto y reparación de la lesión del esfínter anal externo. (Recomendación B).