Embarazo en adolescentes

Guía de práctica clínica sobre el “Manejo del Embarazo en Adolescentes”, publicada por The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canadá (SOGC), en Agosto de 2015.

La adolescencia es un estado de desarrollo único en la vida de la mujer. De esta manera, el reconocimiento del embrazo, sobretodo antes de los 20 años de edad, es importante para realizar un adecuado abordaje de los factores de riesgo inherentes y así lograr desenlaces satisfactorios para la madre, el recién nacido y el círculo social.

 

Recomendaciones Destacadas:
  • El personal de salud debe adaptar el cuidado prenatal para adolescentes y ofrecer cuidado multidisciplinario que sea de fácil acceso para el adolescente en las etapas tempranas del embarazo, reconociendo que los adolescentes asisten más tarde en el embarazo que los adultos. Se prefiere un modelo que satisfaga todas estas necesidades. (II-1A).
  • El personal de salud debe ser sensible a las necesidades únicas de la adolescente a través de todas las etapas del embarazo y durante el intraparto y postparto. (III-B).
  • Las adolescentes tienen embarazos de alto riesgo y deben ser manejadas de acuerdo a esto. Se debe reconocer el riesgo físico único de las adolescentes embarazadas y proveer los cuidados necesarios. (II-1A).
  • El ultrasonido del primer trimestre está recomendado para determinar la edad gestacional y evaluar el riesgo de parto pretérmino. (III-A).
  • Se recomienda el tamizaje de rutina para abuso de alcohol y otras sustancias, así como para violencia durante el embarazo, debido a la alta tasa de prevalencia que se presenta en esta población. (II-2A).
  • Las adolescentes embarazadas deben tener valoración nutricional, y suplementación con vitaminas si es necesario, y lograr una estrategia para reducir la anemia y el bajo peso al nacer, optimizando la adecuada ganancia de peso en el embarazo. (II-2A).
  • Se debe realizar una evaluación anatómica por ultrasonido a las 16-20 semanas debido a las altas tasas de anomalías congénitas en esta población. (II-2A).
  • El cuidado postparto incluye los métodos anticonceptivos, como medida para disminuir las altas tasas de embarazos a repetición en esta población. Se debe empezar a discutir antes del parto. (III-A).
  • Se debe recomendar la lactancia materna y un apoyo adecuado en esta población debido a la alta tasa de abandono. (II-2A).