Disfunción neuroendocrina en el SOP

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno común que afecta del 6 al 8% de mujeres en edad reproductiva y se caracteriza por hiperandrogenemia (HA), disfunción ovulatoria y morfología de ovario poliquístico.

 

Este trastorno también se asocia con infertilidad, hirsutismo, acné, obesidad y con el aumento de riesgo de padecer síndrome metabólico, resistencia a la insulina y diabetes mellitus tipo 2. Aunque el SOP es la causa principal de infertilidad femenina por anovulación y una de las enfermedades endocrinas más frecuentes en las mujeres, su etiología no está clara. Los síntomas de este síndrome a menudo comienzan durante o poco después de la pubertad, lo que probablemente indica que la fisiopatología del síndrome comienza durante o antes de la pubertad.

 

En este síndrome están presentes diferentes anormalidades neuroendocrinas que contribuyen con su patogénesis, como lo son: el aumento en la frecuencia de los pulsos de GnRH, incremento en la pulsatilidad de LH y la relativa disminución de la hormona estimulante del folículo. La HA disminuye la inhibición en la frecuencia de pulsos de GnRH por la progesterona, causando un rápido aumento en los pulsos de LH e incrementando la producción de andrógenos ováricos. La causa de la secreción rápida y continua de GnRH es desconocida, pero parece evolucionar durante la pubertad.

 

La presente revisión sobre las Alteraciones Neuroendocrinas del Síndrome de Ovario Poliquístico ha sido realizada por la División de Endocrinología y el Departamento de Pediatría del Hospital Universitario Infantil de Virginia – USA; y publicada en el Journal Steroids de Marzo 2012.